viernes

Un rollo de límites.

No sé cuántas veces habré oído eso de "no pongas límites a tu imaginación", "la creatividad no tiene límites" o algo semejante. Pues bien, ahora que ya estamos todos convencidos, resulta que los límites no sólo existen sino que son necesarios.

¿Te das cuenta de lo que significa eso? Descubrimientos como este pueden cambiar el curso de la humanidad. Es comparable a que te digan que la tierra no es redonda o que el hombre no ha pisado jamás la luna (bueno, no, eso exactamente no).

Y bien pensado, no está mal que la creatividad tenga límites. Lo malo es que no te digan donde están. No me apetece bañarme en el mar si me aseguran que hay medusas, pero no tendría inconveniente en darme un chapuzón si me dijesen que las medusas están en un lugar concreto, alejado de la costa. Lo que asusta es que te digan que la creatividad tiene límites, pero que no te digan donde.

Pero eso no es lo peor. Resulta que un día lees a Rollo May: "La creatividad en sí misma requiere límites, porque el acto creativo surge cuando el ser humano lucha contra estos límites". ¿Luchar?

¡O sea que los límites no sólo existen sino que son nuestros enemigos! ¿Tendría razón W? Le necesitamos de vuelta en la Casa Blanca para empezar una guerra preventiva contra los límites, que no sabemos donde están (pero seguro, seguro que están y son más malos...). Así que nada, a crear todos buscando armas de destrucción masiva.

¿Quién se atreve?


Todo este rollo de Rollo viene de aquí.

3 comentarios:

Martín (textívoros) dijo...

Todo depende de a qué llamemos creatividad y a qué tipo de creatividad nos refiramos. No es lo mismo la creatividad en publicidad que en arte, por poner un ejemplo.

Creo que la creatividad sólo tiene un límite: la eficacia. En el momento en que algo tiene un objetivo, le estamos poniendo puertas a la creatividad. Por eso el arte no debería tener límites y la publicidad sí.

Amén.

jauhow dijo...

Interesante esto que dices de la eficacia. Habría otro debate para ponernos de acuerdo en qué es eficaz y qué no. Me parece muy fácil medir clicks o GRP's, pero se complica cuando la eficacia hace referencia a intangibles. No estoy demasiado de acuerdo con los que creen que todo se puede medir. En el mejor de los casos, se puede intuir si se han alcanzado ciertos objetivos, pero poco más.

Martín (textívoros) dijo...

Sí, bueno, pero yo iba por otro lado. Lo que quería decir es que la creatividad tiene límites en función de lo que busques.

Me explico. Si buscas ganar veinte discos de oros y te llamas Julio Iglesias, tienes una serie de límites a tu creatividad, si quieres ser eficaz. Si te llamas Juando García y tienes un grupo punky de barrio, haces lo que te da la gana... y los límites los pone tu talento, como mucho.

No sé si luego es más o menos rentable, pero los objetivos marcados te obligan a ir por un camino u otro.

Y prefiero dejarlo, que sé cómo acaban estos debates... y me duele el cabezón :)