viernes

Mi ego, yo y el poder de las redes sociales.

Estoy muerto. Se acabó el "yo, me, mi, conmigo". Adiós al "yo me lo guiso yo me lo como". Yo ya no existo. Si no formo parte de algo, no soy. El éxito de las redes sociales, entre otras muchas consecuencias, está significando el triunfo del "nosotros". Facebook, Hi5 o Myspace son lo mismo que Movistar, Vodafone y Orange. La tendencia imparable nos lleva a que todos formemos parte de una comunidad. Te agrego al Messenger o al Skype, no te admito como amigo o te abro un privado en un canal determinado del chat. Y no me llames Dolores, llámame Lola. O mejor, lola25.

Pregunta a cualquiera para qué sirve el Facebook. Entre las respuestas más típicas está: "para recuperar el contacto con gente que no ves desde hace mucho tiempo". Puede ser, no digo que no. Aunque creo que por encima de todo está la idea de pertenencia que nos persigue desde que nacemos. Sólo que ahora la pandilla es cibernética y el significado de la palabra amigo se ha ampliado hasta la banalización. ¿Es posible tener 987 amigos? En Hi5 se manejan cifras similares en muchos perfiles.

Ahora es más cierto que nunca: "los amigos de mis amigos son mis amigos", con un pequeño añadido: "si me admiten y su perfil es público".

Sólo una reflexión más. ¿Has pensado quién controla toda la información que proporcionas a una comunidad? ¿Quién maneja la base de datos? ¿Y quién tiene acceso a ella?

Puedes leer más sobre el tema en una versión menos tremendista haciendo clic en este enlace.

4 comentarios:

Pily dijo...

No sé que es el Facebook ni Hi5, ¿será que estoy muerta? Muerta o no me alegro de no saber lo que es y que mis amigos sean reales, con los que se perdió el contacto... sería por algo.

macarena dijo...

Tiaaaaa que yo te he mandado una invitacion a hi5 y ya te contare por qué!!
Amigos...ufff que complicao no?? quienes son? los que juegan a polis y ladrones??o quizas los que acumulan pequeñas deudas sin importancia pero demasiado numerosas?? o aquellos que desaparecen por vergüenza?? o mejor aun las que somos tan buena tan buenas que como comodin utilizamos criticas que solo nos envenenan??

Mi conclusion es que da igual que sea por internet o en la barra de un bar, los amigos son mas escasos de lo que pensamos. por eso yo soy tan afortunada.

Neli dijo...

¡Vaya!
¡Qué interesante!
No conocía estos detalles, pero no me extraña.
Esta maraña de internet si te descuidas te atrapa enterito y qué decir de la manera en que te absorbe!!!
Me sobrecoge.
Hay que poner límites, sin duda. Establecer criterios.
Gracias por compartir esto con nosotros.

maría magdalena gabetta dijo...

Detesto hi5, contesté una pregunta, puse no y fue como si hubiera puesto si, se reenvió un pedido de amistad a todos mis contactos a quienes tuve que pedir disculpas uno por uno, incluso al Director de la empresa en la cual trabajo. No se que es Facebook ni intentaré averiguarlo como hice con hi5 que lo acepté por una ¿invitación? de una amiga que seguramente le pasó lo mismo que a mí. Gracias a Dios logré borrarme de ese infernal sistema. Un beso. Magda