lunes

En la isla con Halle Berry.

¿Cuánto puedes tardar en escribir un comentario en este blog? ¿Un minuto? Ahora te pido un ejercicio de sinceridad absoluta. ¿En cuánto valoras esos sesenta segundos de tu vida? Pon una cifra al pie de este post antes de seguir leyendo.

Es importante que lo hagas antes de seguir leyendo. ¿Ya?

Entonces ya puedes empezar a llorar. Rafa Nadal habría puesto 421 euros. Eso es lo que gana el manacorí según una estimación del periódico Clarin por cada minuto de juego en tierra batida. Si quieres entrar en depresión profunda puedes completar la información aquí. Y que conste que no tengo nada en contra de Rafa, todo lo contrario.

Yo habría puesto 1 euro. Exagerando, por supuesto. Así que, para estar a la altura de un campeón, este blog necesitaría 421 comentarios, o que Rafa se dignase a poner unas palabras.

No pretendo ganar un Grand Slam, ni mucho menos. Siguiendo con la comparación, lo único que puedo hacer para parecerme un poco a Rafa es comprarme su raqueta y practicar un grito de guerra tipo "¡Vamos Jauhow!".

Mi reto es mucho más terrenal que su tierra batida. Te cuento.

Hay un momento en todo proyecto en que se decide el éxito o el fracaso. Después de la ilusión del niño con zapatos nuevos, este blog tiene dos grandes amenazas. Una: mi propia desidia. Y dos, la más importante: la soledad.

Por eso te pido tu colaboración. Yo me encargo de perseverar, de postear regularmente y de cruzar los dedos. Pero el futuro de Jauhow depende de ti. De tus comentarios, de que convenzas a tus amigos, conocidos, enemigos íntimos, compañeros de trabajo, malabaristas, críticos de cine, periodistas, deportistas de segunda, vecinos, amantes, cuentistas... de que se pasen por aquí.

Porque si no, esto va a ser como estar en una isla desierta con Halle Berry y no podérselo contar a nadie. Jodido, jodido.

11 comentarios:

Mar-ia dijo...

Voy a jugar:
¿Cuánto puedes tardar en escribir un comentario en este blog?
Depende, quizá unos cuántos minutos, (quizá porque soy lenta ...).
¿En cuánto valoras esos sesenta segundos de tu vida? valen lo que valen los instantes en los que hago lo que realmente me apetece. (Cuantifícalo tu mismo ... (yo lo de poner número lo llevo muy mal ...)).
Es importante que lo hagas antes de seguir leyendo. ¿Ya?
Voy a seguir leyendo ...

Pily dijo...

Lamento decir que no he valorado mi tiempo cuando me dijiste que lo hiciera y ahora, claro está, mi tiempo se ve influenciado por lo que he leído, de todos modos mi respuesta habría sido algo así: "¿A cuanto está el oro?, pues mi tiempo vale más o menos 60 gramos el minuto." (El refrán es muy conocido)

Me pensaré eso de decirselo a mucha gente para que te lea ¡Hazte tu propia publicidad!

jauhow dijo...

Eres muy amable, Mar-ia.
Un sentido a menudo demasiado práctico de la vida me impidió ver más allá de mis narices. Me gustó darme cuenta de que hay personas capaces de seguir las instrucciones y sin embargo dar respuestas que van más allá, abriendo caminos. Por tu tiempo, sea el que sea, muchas gracias.

Mar-ia dijo...

¡Dios he picado! se nota que sabes vender el producto ...
¿Sabes? los blogs son unos lugares extraños (uso esta palabra cuando me supondria mucho tiempo concretar más y doy por hecho que extraño puede ir bien por raro, poco definido ... mientras se encuentra el hueco de tiempo para la precisión), yo abondené uno por tu segunda amenaza: la soledad. Decidí que era mejor salir a la calle y encontrar la soledad en la gente.

Si te sirve de incentivo, valoro (y ya que insistes en ponerle un precio a algo (además en euros)) mi tiempo en jauhow por rondas en una terraza, digamos (sin pensar mucho) que un comentario podría equivaler a un tinto de verano o un buen vino si el comentario está más currado ...
(Mis comentarios son mucho más caros en París que en Motril, ¡ostras Pedrín! (esto no lo sabía, gracias jauhow) por haberme hecho pensar en ello ...(esto quiere decir que si quiero hacerme rica debiera irme a Paris (claro, si quisiese hacerme rica con mis comentarios (y no creo que de para tanto ...)))).

Dani dijo...

Ey!
Mis sesenta segundos no valen como los de Rafa. Mis sesenta segundos valen un minuto de vida. Y los minutos de vida, no se pueden comprar con dinero. xd

Te animo a que sigas con el blog.
Yo he creado mi blog, mi humilde blog xd y espero que nos llevemos bien ;). Ya que paso por aquí...
daniestrecho.blogspot.com

xD

macarena dijo...

¿Qué puedo hacer en Sesenta segundos?
-regalar una sonrisa
-fumarme un cigarro
-dar un beso
-hacer un comentario en este blog
-acariaciar a mi gato tonto, tuerto y sordo
-"echar" una mirada matadora
-Conquistarte
-...

demasidas cosas, quizas no tan bien pagadas como las de rafa pero sin duda para mi tiempo vale mucho, demasiado, el tiempo es lo unico que no volvemos a recuperar. A partir de ahora procurare no perder 60 segundos de mi vida en nada que no merezca la pena. Cada segundo cuenta, tic tac, tic tac, tic tac.....

Neli dijo...

Bueno...va....para que no termines "jodido, jodido".
De entrada ya aqui tienes una nueva visitante (YO) ¿Qué dices? ¿Te parece poco? mmm no me conoces todavía :-)
Para mi, el tiempo es oro, y si es propio más todavía.
Por un minuto de mi vida muchos no pagaría 1 euros, ni tan siquiera los 421 de Nadal. Pero yo no lo vendería por ningún oro del mundo, en todo caso lo regalaría.

Besos.

maría magdalena gabetta dijo...

Mi tiempo no tiene precio, pero me diste una idea, mi precio es que vos hagas lo mismo con mi blog, es decir, lo leas, comentes y difundas hasta con tu tía que hace veinte años que no te hablás. Un besote. Magda

Anónimo dijo...

lo increíble es que a pesar de la capacidad mental que demuestras intentas retar a los demás... por eso me caes tan bien.


Valoro estos segundos bsatante pues el placer de aprender a cada instante es irremplazable

jauhow dijo...

Muchas gracias también al participante anónimo por su comentario. Seas quien seas, bienvenid@ a jauhow.

Martín (www.textivoros.com) dijo...

¿Cerrar el blog? ¿Ahora que lo he encontrado? Sería para darte unas buenas... palabras.

Me ha costado mucho encontrar estas entradas jauhowrianas como para que se agoten sin haberlas leído todas.

Ánimo. Esa frustración la vivimos muchos. Habrá que intentarlo. Dicen.