viernes

Levantar el vuelo.

El otro día vi en la tele una entrevista a Ferran Soriano, el hombre a quien se atribuye buena parte del mérito del saneamiento de las cuentas del FCBarcelona y el gestor elegido para salvar Spanair de una crisis que a día de hoy parece insuperable.

O eso creía hasta que oí hablar a este gurú de la economía. Su mensaje es tan antiguo como eficaz: con trabajo y dedicación absoluta lo conseguiremos. Este año hemos perdido mucho, el año que viene esperamos perder poco y el otro empezar a ganar.

Parece una perogrullada, pero en los tiempos en los que vivimos no lo es. En la sociedad actual se tiende al pelotazo. Hacerte rico rápidamente. Mínimo esfuerzo, máximo beneficio. La estética por delante de la ética.

Por eso me alegro de que salga alguien conocido y nos hable de trabajo, de dedicación plena, de hacerlo todo al 100%. No podemos esperar los resultados sin haber trabajado para conseguirlos.

Desde aquí rompo una lanza por el trabajo bien hecho, por la humildad y el empeño. La publicidad no necesita fantasmas. O al menos, no tantos.

4 comentarios:

Martín dijo...

Bonita reflexión que todos deberíamos aplicarnos.

El problema de base es que quizá ahora no está todo tan mal, sino que hace un año teníamos la falsa sensación de que todo estaba muy bien.

Y claro, las comparaciones son odiosas.

Un abrazo, J.

jauhow dijo...

Eso es cierto Martín, nos gustan los extremos y pasamos de la nada al todo en menos que canta un gallo.
Un saludo.

Martín dijo...

Sí. Todos vivimos en una especie de ficción social y económica. Lo triste es la gente que cae en el camino por esta película que se montan los que no tienen que mirar su cuenta bancaria por miedo de quedarse a dos velas.

Por mucho que queremos vender el 2.0, seguimos siendo bastante medievales.

:)

jauhow dijo...

Amén.