martes

Carta de Reyes de un publicista.

Ya saben sus majestades que en publicidad hay que ir directo al grano, así que, sin más preámbulos, pido:
- Que no se corten los anuncios con programas de telebasura, prensa rosa, prensa amarilla y/o del corazón. Los de Tele5, vaya.
- Que los marrones desaparezcan del pantonario de todos los días.
- Que el jefe valore nuestras ideas. Económicamente, digo.
- Que la crisis no afecte a los presupuestos del año que empieza.
- Que no haya lunes al sol, ni jueves de “nos vamos cuando se termine”.
- Que Shackleton deje algún premio para los demás.
- Que te meneen. Que me meneen.
- Que en San Sebastián se prohiban los uniformes de creativo: camiseta ajustada de Naranjito, chaqueta de chándal de los ochenta o chupa de cuero, peinado cuidadosamente despeinado y gafas de pasta (de mucha pasta).
- Que los reyes sigan siendo los niños y no los padres.
- Que en todas las agencias sea obligatorio tener un futbolín.
- Que sea obligatorio jugar al futbolín en todas las agencias.
- Que las ideas sean buenas, muy buenas.
- Que los clientes tengan una vida sexual insuperable y no toquen los huevos con cambios estúpidos.
- Que las tipos no den problemas.
- Que los logos sean lo suficientemente grandes.
- Y por favor, que alguien invente un slogan que ponga de acuerdo a Israel y Palestina. Y que la publicidad sea efectiva, ni que sea por una vez.

2 comentarios:

somosloquepensamos dijo...

Amen ;)

Agur! XD

Martín Caro dijo...

Buenísimo. Así sea.

Me estoy asustando con tu blog. A veces siento como si me leyeras el cerebelo.

¡Y escribes los post que a mí no me salen, malaje!